Inicio
Culturas
Temas
Diccionario
Cronologías
Personajes
Museos
Imágenes
Nuestras Fuentes
Enlaces
Contacto
RINCON
HISTORIA

Cultura Micénica


Culturas

Cultura Micénica
Cultura Egipcia
Cultura Romana
Cultura Etrusca
Cultura Persa
Culturas de la peninsula Ibérica
Cultura Griega
Cultura Normanda
Culturas Nahuas
Chachapoyas
Chibcha
Chichimecas
Cultura Chimú
Cultura Fenicia
Cultura Persa
Se desarrolló entre el 1600 y el 1200 a.C. (Final Edad del Bronce). Por tanto se trata de una civilización Prehelénica que prosperó en la zona del mar Egeo.

Entre sus centros poblacionales nos encontramos con:
Micenas (Argólida) que da nombre a la civilización
Pilos (Peloponeso)
Troya (estrato VI) (Peloponeso)
Tirinto (Peloponeso)
Midea (Peloponeso)
Orcómeno (Grecia Central)
Tebas (Grecia Central)
Atenas (Grecia Central)
Yolco (Tesalia)


Los asentamientos influidos por Micenas también han aparecido en Epiro, Macedonia, Anatolia, el Levante mediterráneo, Chipre e Italia.

Los micénicos (Griegos micénicos) introdujeron diversas innovaciones en el campo de la ingeniería, la arquitectura y la infraestructura militar.
Sólidas murallas fortifican las ciudadelas micénicas, macrotumbas circulares con falsa cúpula propias de la civilización micénica.

El mundo micénico desapareció durante el colapso de la Edad del Bronce Final en el Mediterráneo oriental para ser relevado por la llamada Edad Oscura griega, un período de transición del que poco conocemos y que daría paso a la Época arcaica, en la que ocurrieron giros significantes desde formas de organización socioeconómicas centralizadas en los palacios a descentralizadas y se introdujo el trabajo extensivo del hierro. Sobre el final de esta civilización se han propuesto varias teorías, entre ellas la de la invasión dórica o actividades conectadas con los Pueblos del mar. También se han defendido explicaciones como desastres naturales o cambios climáticos. El período micénico se convirtió en escenario histórico de gran parte de la literatura y la mitología griegas, incluyendo el Ciclo troyano.

Esta civilización fue descubierta a finales del siglo XIX por Heinrich Schliemann, quien hizo excavaciones en Micenas (1874) y Tirinto (1886). Schliemann creía haber encontrado el mundo descrito por las epopeyas de Homero, la Ilíada y la Odisea. En una tumba micénica descubrió una máscara que denominó «máscara de Agamenón». Igualmente se bautizó como «palacio de Néstor» un palacio excavado en Pilos. Habrá que esperar a los estudios de Arthur Evans, de comienzos del siglo XX, para que el mundo micénico adquiera una autonomía propia con respecto a la civilización minoica, que la precede cronológicamente.

En las excavaciones de Cnosos (Creta), Evans descubrió miles de tablillas de arcilla, cocidas accidentalmente durante el incendio del palacio, hacia el 1450 a. C. Bautizó esta escritura como «lineal B», puesto que lo estimó más avanzado que el lineal A. En 1952, el desciframiento del lineal B por Michael Ventris y John Chadwick trasladó la civilización micénica de la protohistoria a la historia, y la insertó en su posición correcta dentro de la Edad del bronce del mundo egeo.

Sin embargo, las tablillas de lineal B siguen siendo una fuente de información muy escasa. Añadiendo las inscripciones sobre jarrones, no representan más que unos 5000 textos, mientras que se calcula que hay varias centenas de millares de tablillas sumerias y acadias. Además, los textos son cortos y de carácter administrativo: se trata de inventarios y otros documentos contables que no estaban destinados al archivo. Sin embargo, tienen la ventaja de mostrar una visión objetiva de su mundo, sin la marca de la propaganda real.